Publicado el Deja un comentario

Puntos críticos:

  • El sustrato de cultivo es demasiado húmedo y la semilla se puede pudrir.
  • Si el sustrato está demasiado seco aunque sea solo temporalmente, puede interrumpirse el proceso de germinación y algunas semillas no lo volverán a retomar, aunque tengan suficiente humedad.
  • Los márgenes de temperaturas óptimas para el cultivo son valores según nuestra experiencia, pero las semillas reaccionan ante las temperaturas de forma individual y son también sensibles ante los cambios de temperaturas.
  • Nuestras indicaciones sobre la duración de la germinación son valores promedio según nuestra experiencia y no deben interpretarse estrictamente. También en la naturaleza se producen a veces bastantes atrasos y puede producirse una germinación muy, muy tardía.
  • Y también puede darse el caso que la capacidad de germinación de las semillas no corresponda con la calidad confirmada por nuestros colectores de semillas, lo que intentamos evitar con pruebas de germinación propias.
Publicado el Deja un comentario

El motivo por el que se necesita experiencia para tener buena mano con las plantas

En general la madre naturaleza es bastante derrochadora con la cantidad de semillas que se producen al año, y si todas las semillas germinaran no habría sitio para nadie ni nada más en el planeta. La producción abundante de semillas es causa de las circunstancias y de que solo una pequeña parte germine con éxito y / o se convierta después en una planta resistente. Con un ambiente de cultivo óptimo y unos pequeños trucos en nuestras cartas de semillas, intentamos entre todos mejorar la cuota de éxito, pero aun así el éxito no está garantizado al cien por cien y a veces puede que no germine ninguna semilla. Los expertos en jardinería saben que para lograr tener una buena mano con las plantas hacen falta muchos fracasos, pero no se deje desanimar, intente mejorar su éxito con nuevas variaciones en el cultivo. A continuación hemos resumido todos los puntos críticos que pueden dificultar o retrasar el éxito. El termino “demasiado” es el que cobra el significado decisivo: ¿cómo se define “demasiado” húmedo o “demasiado” seco? De ninguna manera. Eso es precisamente por lo que se necesita experiencia, que crece igual que sus plántulas.

Publicado el Deja un comentario

¡Mejor que combatir es prevenir!

Rocíe las hojas y la superficie de tierra con un caldo de plantas por ejemplo. Para ello coloque 100g de cualquier hierba aromática fresca en 1 litro de agua y deje reposar durante 24 horas. Después hiérvela durante media hora, vuelva a dejar enfriar y pase por un colador. Rebaje este caldo añadiéndole 2 litros de agua y rellénelo en un pulverizador. Así podrá proteger sus queridas plantas. Otro problema suele ser el anegamiento de agua. Las puntas de las hojas se ponen marrones, las hojas se marchitan o se caen. La mejor prevención para evitar que las raíces se pudran es un buen drenaje y agujeros de salida en el macetero. Puede utilizar arcilla o barro cocido o granulas de arcilla, dispuestos unos centímetros en la base del macetero. Así el agua podrá pasar por las raíces.

Publicado el Deja un comentario

Protección de las plantas

La mayoría de los parásitos como la mosca blanca, el acaro rojo, la araña roja, el pulgón o la cochinilla, aparecen cuando el ambiente interior es demasiado seco. Ventile por lo tanto con más frecuencia y rocié las plantas con agua baja en cal para así aumentar la humedad del ambiente. Este método es muy eficaz. Hay otras plantas que son evitadas por los parásito o que los ahuyentan (como por ejemplo el alquequenje / Nicandra physalodes). Estas especies las podrá colocar entre sus otras plantas. Las plantas de crecimiento rápido se pueden podar para eliminar los parásitos persistentes, ya que las plantas vuelven a crecer rápido y así se puede evitar tener que combatirlos de forma prolongada con productos fitosanitarios.

Publicado el Deja un comentario

En invierno

En invierno es muy importante que su planta no reciba fertilizante durante esta época del año y también mucha menos agua de la habitual. Algunas especies pierden su follaje y pueden pasar el invierno en un lugar frío y oscuro. Otras en cambio necesitan luz y un lugar cálido. Para todas las plantas es importante que no crezcan en invierno porque desarrollarían rebrotes débiles que luego se atrofian. Las plantas que en su región autóctona siguen creciendo durante todo el año pueden no hacerlo por sí solas en otras zonas por falta de temperaturas cálidas y luz menos intensa.

Publicado el Deja un comentario

Suministro de nutrientes / fertilizante

El suministro de fertilizante tiene un rol muy importante en el cultivo de plantas. Sobre todo cuando su planta no se desarrolla adecuadamente o florece muy poco, es posible que simplemente le falten los nutrientes. Especialmente las plantas de crecimiento rápido y con abundante floración necesitan un suministro de nutrientes especiales. Para el abastecimiento recomendamos fertilizante líquido, ya que la planta dispondrá de los nutrientes de inmediato y la distribución a través del agua regada es más uniforme que con el fertilizante granulado. El fertilizante líquido contiene minerales en una relación equilibrada y se nota que son sales diluidas, cuando el líquido se haya secado. Los minerales especialmente importantes para la planta, son los que contienen nitrógeno (N), fosforo (P) o kalium (K). Por ello también se habla de abono NPK. El contenido de los tres componentes principales es etiquetado en porcentajes. La planta absorbe los minerales junto con el agua del suelo y junto con las sustancias resultantes de la fotosíntesis, realiza diferentes combinaciones que necesita para un crecimiento sano. Para un crecimiento sano de la planta es fundamental un suministro adecuado de minerales. Por ello debe abonar las plantas tal cómo recomendamos en los envases de las semillas. Sin fertilizante, las plantas en tierra baja en nutrientes, muestran síntomas de deficiencia. La falta de nitrógeno se nota por ejemplo en el color de las hojas más mayores, que en vez de tener un verde oscuro son más bien amarillas. Al ser el suministro de nitrógeno muy diferente para las distintas plantas, existe a parte del fertilizante genérico como el fertilizante para plantas en maceta, también fertilizantes especiales. Fertilizante para plantas en maceta: las plantas en maceta o macetero son especialmente exigentes en relación con su abastecimiento de nutrientes, ya que las sustancias nutritivas en su envase se agotan antes que si estuvieran plantadas libres en exterior. Un suministro adecuado de fertilizante por lo tanto, es fundamental para una inflorescencia abundante. Fertilizante para palmeras: Los amantes delas palmeras aman ver que sus palmeras crecen rápidamente. Para el desarrollo de nuevas hojas, flores y raíces las palmeras necesitan un suministro de nutrientes elevado. El fertilizante líquido asegura que los nutrientes llegan directamente a las raíces con el agua del riego. Fertilizante de hierro: La decoloración de hojas a amarillas o blancas (clorosis) es falta de hierro. El hierro necesario para el desarrollo de clorofila no está disponible. El abono de hierro es un fertilizante líquido de alta efectividad y es muy digestible para las plantas. Fertilizante para conífera / árbol mamut: Un fertilizante líquido especial para árboles mamut de montaña, costa o selva, araucaria, conífera dorada etc. Los nutrientes contrarrestan el efecto del cambio de color a marrón de las acículas. Sobre todo es una gran ayuda para el trasplante en primavera o otoño. El fertilizante completo líquido surte efecto sobre las raíces y acículas de inmediato.

Publicado el Deja un comentario

Trasplantar en exterior

Para las plantas que más adelante puedan también mantenerse en exterior debe tener en cuenta una serie de cuidados especiales que eviten poner en peligro el éxito del cultivo. Las plántulas criadas en interior deben ser preparadas previamente para la estancia en exterior, es decir curtirlas. Coloque la planta durante una semana en un lugar protegido del viento y sombreado pero aun así luminoso. A través de curtir las plantas estas serán más resistentes y desarrollarán hojas con una cutícula (capa protectora superior) más gruesa, que las protegerá en exterior ante una radiación elevada de rayos UV. Si se plantara la planta criada en interior directamente a pleno sol, habría que contar que la planta sufra daños en las hojas y tallos por la radiación, es decir quemaduras. En caso que las temperaturas nocturnas bajen de los +8ºC, entonces se recomienda entrar la planta durante las noches de los primeras días o semanas.

Publicado el Deja un comentario

El trasplante

Las plantas se trasplantan solo cuando el macetero se haya quedado pequeño para el crecimiento de las raíces. Lo notará cuando sea necesario regar la planta con más frecuencia de lo habitual, porque la planta ya no tiene suficiente tierra en el macetero que mantiene la humedad. Elija un macetero dos o tres tallas más grande que el anterior. Las palmeras necesitan un macetero más alto que ancho, ya que las raíces crecen en profundidad. Con un crecimiento normal se hará necesario el trasplante cada dos a tres años. Algunas plantas tienen unas raíces especialmente delicadas (por ejemplo las palmeras); por lo tanto es aconsejable no cortar demasiadas raíces y no suministrar fertilizante durante dos a tres semanas después del trasplante.

Publicado el Deja un comentario

La caída de plántulas

La alegría al ver las primeras plántulas se puede turbar rápidamente cuando éstas sin motivo reconocible se caen. La causa suele ser una siembra de semillas demasiado próximas, en la que las raíces se estorban unas a otras y / o la calidez del suelo, tierra húmeda y alta humedad ambiental – o sea todas las condiciones que eran beneficiosas para el cultivo-. Puede prevenir esta enfermedad manteniendo la tierra algo más seca después de la germinación, ventilando el envase de vez en cuando y / o utilizando un producto para fortalecer las raíces.

Publicado el Deja un comentario

La germinación de semillas

Dependiendo de la planta a veces se produce la germinación en tan solo unos pocos días, otras puede tardar hasta varios meses hasta que broten las primeras hojas, las denominadas hoja embrionales o cotiledones. A veces arrastran la funda de la semilla por encima de la tierra y se desprenden de ella más adelante. Entre las hojas embrionales se encuentras la primeras hojas verdaderas, las denominadas nomófilos. Lo rápido que crece una planta depende de muchos factores. La plántula empieza a crecer con los nutrientes depositados en la semilla, que son transportados a las partes en crecimiento de la plántula y serán utilizados como material de construcción. Una semilla grande contiene muchos nutrientes, por consiguiente igualmente grande es la plántula desde un principio. Cuando los cotiledones se hayan desarrollado son muy importantes para la fotosíntesis la luz, la temperatura y el suministro de agua para su crecimiento. Aunque parezca que la planta de repente no sigue creciendo, se produce un crecimiento mayor bajo tierra: el desarrollo de las raíces, la base para una buena nutrición que necesita para el crecimiento fuerte de superficie.